Coger a tu perro en brazos está mal y te cuento por qué

Solemos coger a nuestro perro en brazos cuando éste es de tamaño pequeño, o si es un cachorrete, para darle cariño o para protegerle de alguna situación.

Cuando le cogemos porque viene otro perro de forma muy enérgica, cuando el perro que viene es muy grande o cuando ladra a algo o alguien (generalmente por miedo), lo que estamos haciendo, sin querer, es quitarle seguridad en sí mismo. Estamos quitándole validez como ser independiente, reduciendo su autoestima y eliminando toda capacidad de gestión de la situación.

Si, por el contrario, le cogemos para darle cariño, estaremos levantándole por los aires y restringiendo sus movimientos, situaciones que los perros, en general, odian bastante, pues se sienten “sin escapatoria”, indefensos ante cualquier amenaza que pueda surgir.

| Te puede interesar: 5 errores que cometemos en el día a día con nuestro perro

En cualquiera de los casos, este acto, aparentemente inofensivo, carga directamente contra la salud de tu perrete, su salud mental, una parte fundamental de su bienestar.

Evitar la costumbre de coger en brazos a los perros pequeños

¿Nunca te has preguntado por qué los perros pequeños suelen tener más mala leche? ¿Por qué ladran tanto? 

Yo te doy la respuesta: porque suelen ser perros con muchas inseguridades.

Estas razas de tamaño pequeño, como todas, las ha creado el hombre y no son nada naturales. El mundo no está hecho para que un perro sea pequeñito, pero, además, si le invalidamos como ser independiente todo el rato, le sobreprotegemos y no respetamos sus límites, tendremos el cóctel perfecto para que estos perros desarrollen problemas de conducta de este tipo.

Vivimos en una sociedad en la que estamos humanizando a los perros (a todos, en general, pero ocurre mucho más con los perros pequeños), tratándoles como bebés y sin darnos cuenta de las necesidades reales que tienen nuestros compañeros peludos.

Aprender a relacionarnos con nuestro perro de forma sana

Si queremos tener un perrete seguro, equilibrado y sano, tenemos que dejar de cogerle en brazos cuando veamos una posible amenaza y dejar de solucionar todas las situaciones por él.

También debemos aprender a relacionarnos con los perros de una manera sana: transmitirles cariño en “idioma perruno”, es decir, no cogerle por los aires, no abrazarle… Sino acariciarle despacio, con sus patitas en el suelo, por las zonas que a él le guste y en el momento que él nos lo pida (no cuando nosotros queramos). 

Seguramente, si tienes un perro pequeño, al leer esto estarás diciendo “pero si a mi perro le encanta estar en brazos, de hecho es él quien me pide que le coja”.

Normal, es lo que ha aprendido, a lo que se ha acostumbrado. Ahora es un ser muy dependiente que te necesita y necesita estar en brazos para sentirse seguro. Es un ser al que el mundo se le hace bola, porque todo es demasiado para poder controlarlo o gestionarlo él solo.

Déjame decirte que un perro inseguro, un perro dependiente, no es un perro feliz. Y que no le quieres más ni mejor por cogerle en brazos, abrazarle y besarle muchas veces al día o cogerle para salvarle de otro perro por la calle. 

Querer bien a tu perro es ocuparte de sus necesidades y de su bienestar, tanto físico como mental, y esto pasa por trabajar con él para que tenga una buena autoestima, que tenga seguridad en sí mismo y que aprenda herramientas para gestionar su día a día, sin la necesidad de depender de ti.

Así que, a partir de ahora, ya sabes: ¡las 4 patas en el suelo!

También te puede interesar

Ansiedad por separación en perros

¿Tu perro ladra, llora, jadea o rompe cosas cuando se queda solo en casa? Es probable que pueda tratarse de un caso de ansiedad por separación, aunque no siempre es así. Te ayudamos a empezar a identificarlo desde casa.

Read More »
Perro con collar y correa oliendo el césped junto a un árbol

Atención, orugas

Comienza la época en la que aparecen las orugas procesionarias, pero ¿sabes cómo afectan a los perros? Estos son los síntomas más comunes y lo que debes hacer si detectas alguno de ellos en tu pleudo. ¡Actuar rápido es clave!

Read More »
Perro haciendo un agujero en la arena con sus patas

Qué son los FRAPs o Zoomies

Los FRAPs o Zoomies son episodios en los que nuestro perro corre como loco, sin control, sube y baja del sofá, rasca su cama o hace agujeros en la tierra. ¿Sabes cómo actuar y a qué se deben estos comportamientos?

Read More »