Cómo hacer para que mi perro no lo pase mal estas navidades

Se acercan esas fechas que son tan especiales para algunos y tan temidas por otros, la Navidad.

Somos muchos los tutores de perretes con miedo o, incluso, pánico a los petardos y fuegos artificiales. Y otros tantos que tenemos perros que no gestionan bien el bullicio en casa o el ir de visita a casa de los tíos.

Y es que no solo lo pasan mal nuestros compañeros peludos, sino que a nosotros también nos genera cierto estrés y malestar esta situación al no saber qué hacer para que nuestros perros estén mejor.

Como siempre digo, el trabajo ha de realizarse durante todo el año, ya que trabajar el miedo a los petardos, la creación de un espacio seguro o la gestión de las visitas requiere de tiempo y constancia.

Sin embargo, como sé que ahora vais con las prisas y queréis/necesitáis  soluciones para YA, os voy a dar algunos tips para hacerle estas semanas navideñas más llevaderas a vuestro perrete.

Recordad que son acciones para pasar el momento y que esto no solucionará el problema de base, por lo que, al año que viene, tendremos el mismo problema si no nos ponemos las pilas a lo largo del año.

Así que ya sabéis un nuevo propósito para añadir a vuestra lista este 2024: aprender sobre comportamiento canino para mejorar la calidad de vida de vuestro peludo.

Si quieres  que tu perro no lo pase tan mal estas navidades, necesitamos ponernos a trabajar ya.

Miedo o pánico a los petardos

Si tu perro tiene un miedo extremo (pánico) a los petardos, te recomiendo que comiences a darle una suplementación natural para ayudarle a calmarse, desde hoy mismo y hasta una semana después de que pasen todas las fiestas (es decir, hasta el 13 de enero).

¡Ojo! No recomiendo en absoluto algunos medicamentos veterinarios que son relajantes musculares. Pues, aunque podamos ver a nuestro perro más tranquilo físicamente, su cerebro sigue en pánico. Sería como estar muerto de miedo, pero sin poder mover ni un músculo. Imaginaos el calvario. 

Os recomiendo visitar Hocicos y Zarpas, la web de mi compañera Nadia Navarro, nutricionista veterinaria, que trabaja con suplementación natural para abordar estos problemas. En concreto, trabaja mucho con CBD, ya que hay estudios que demuestran su eficacia para combatir el estrés y la ansiedad en perros. Ella os puede guiar en este proceso a través de sus asesorías online. Además, acaba de sacar un ebook con recomendaciones para estas Navidades. Os dejo un código de descuento del 5% aplicable en toda su web hasta el 31 de diciembre: CONVIVIENDOG.

Para el resto de perretes y para los del punto anterior que ya han comenzado a tomar dicho suplemento, debemos tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Le tenemos que cansar física y mentalmente, sobre todo los días previos y posteriores a las fechas clave (Nochebuena, Navidad, Nochevieja, Año Nuevo, Reyes). Prioriza los paseos por el campo, alejados de la ciudad, y en libertad o semilibertad, lo que hará que se “resetee” el nivel de estrés y se ponga a 0. Después del paseo, haz juegos de olfato, dale masticación, entrena con él o proponle un juego cognitivo, para terminar de desgastar toda la energía que tenga acumulada.
  • Los días clave (a veces también uno o dos días antes y después), modifica su rutina de paseo y comida. Sácale a la calle solamente a hacer sus necesidades, alrededor de casa, y a unas horas muy tranquilas (que no haya gente, ni, por supuesto, estén tirando petardos). Dale de comer a través de algún juego, para canalizar su energía y reducir un poquito el estrés, ya que no vamos a tener desgaste físico estos días. 
  • Si tu perro tiene tanto miedo que no quiere salir a la calle, no pasa nada, NO LE FUERCES. Déjale que haga pis en casa (puedes poner un empapador) y, por favor, no le regañes. Esto no va a hacer que a partir de ahora se acostumbre a hacer sus necesidades en el suelo de tu casa. Cuando pasen las fiestas, volverá a la normalidad.
  • Estos días también podemos hacer algunas cosas en casa para intentar que no escuche demasiado lo que pasa fuera: baja las persianas a tope, cierra ventanas y puertas, pon música de percusión a un volumen alto y déjale en el rincón del hogar en el que él prefiera estar (muchos eligen el baño, porque normalmente es un lugar pequeño, cerrado, oscuro y sin ventana). Ponle ahí todo lo que vaya a necesitar (su camita, su agua, algo de masticación rico, un kong relleno de latita húmeda…).
  • Hay perros que en estos momentos prefieren estar solos, otros que necesitan la compañía de su tutor pero no su contacto físico, y otros que necesitan de las caricias y mimos de su guía. Si conoces bien a tu perro, sabrás lo que necesita.

Agobio, estrés o angustia con las visitas en casa

En este punto, te invito a que reflexiones sobre la necesidad de que vengan tu familia y amigos a casa.  ¿No hay otras alternativas? 

Seguramente, tu perrete vaya a estar más a gusto si el festejo se da en otra casa y él puede quedarse en la suya, tranquilo, sin que le molesten, sin tener que que estar lidiando con una situación que para él es desagradable.

Si no queda más remedio y todo el jaleo va a estar en tu casa, recuerda que también es la casa de tu peludo.

Avisa a tus invitados de que tu perrete lo pasa mal y dales instrucciones de cómo deben interaccionar con él, o si no debe haber interacción directamente.

También es muy importante que prepares un cuarto seguro para que pueda marcharse a descansar si lo necesita. Un cuarto en el que nadie pueda entrar, que esté un poco alejado de todo el bullicio.

En ese cuarto le pondremos todo lo necesario: su camita, agua fresca y limpia, algunos juguetes y mordedores naturales, así como snacks ricos o juguetes rellenables con comida rica, para que pueda entretenerse y que también le ayuden a calmarse.

Deja esa habitación con las persianas bien bajadas y pon de fondo música relajante. También puedes poner alguna lamparita con luz tenue.

Estrés o miedo en casas ajenas

Aquí te vuelvo a plantear la misma pregunta que en el punto anterior: ¿es verdaderamente necesario que tu perro te acompañe a casa de tus primos de Alcobendas? 

Si solo vas a estar fuera unas horas, pero vas a volver a tu casa para dormir, quizá lo más sensato sea dejar a tu perro en casa y evitarle pasar un mal rato.

Muchas veces pensamos que porque esté con nosotros va a estar mejor, pero no es así. Nuestro perro no se va a sentir triste por pasar la Nochebuena solo, porque no es consciente de qué día es, ni para él tiene la menor importancia.

Así que no seas egoísta y piensa en tu compañero de cuatro patas.

Si, por el contrario, vais a viajar, existen algunas alternativas: dejárselo a algún vecino o amigo que no celebre la Navidad, contratar a un profesional para que se quede en tu casa cuidándole o contratar un servicio de guardería.

Barajadas estas opciones, si sigues teniendo que llevártelo contigo, sigue los mismos pasos que hemos establecido en el apartado anterior:

  • Elige una habitación que solo vaya a ser para tu perro y que esté alejada del bullicio.
  • Ponle dentro de ese cuarto todo lo necesario.
  • Deja de fondo una lista de reproducción con música relajante.
  • Baja bien las persianas y ponle una luz tenue. 
  • Da instrucciones a tus familiares y amigos de cómo tienen que relacionarse con tu perro y de que no pueden entrar a esa habitación, pues es el cuarto seguro de tu perrete y donde va a poder descansar.
  • Recuérdales a todos que tienen que respetarle, pues es un ser vivo que tiene sus propias necesidades.

Y recuerda, tu perro estará pasando un mal momento. Intenta comprenderle, respetarle y no le exijas. No te enfades con él si tiene comportamientos raros que no te gustan. 

Estas fechas pasarán y todo volverá a la normalidad.

También te puede interesar

Ansiedad por separación en perros

¿Tu perro ladra, llora, jadea o rompe cosas cuando se queda solo en casa? Es probable que pueda tratarse de un caso de ansiedad por separación, aunque no siempre es así. Te ayudamos a empezar a identificarlo desde casa.

Read More »
Perro con collar y correa oliendo el césped junto a un árbol

Atención, orugas

Comienza la época en la que aparecen las orugas procesionarias, pero ¿sabes cómo afectan a los perros? Estos son los síntomas más comunes y lo que debes hacer si detectas alguno de ellos en tu pleudo. ¡Actuar rápido es clave!

Read More »
Perro haciendo un agujero en la arena con sus patas

Qué son los FRAPs o Zoomies

Los FRAPs o Zoomies son episodios en los que nuestro perro corre como loco, sin control, sube y baja del sofá, rasca su cama o hace agujeros en la tierra. ¿Sabes cómo actuar y a qué se deben estos comportamientos?

Read More »